Establecer una fundación en los Países Bajos

Una fundación difiere de una Sociedad de Responsabilidad Limitada, principalmente debido a su objeto social, el cual no puede ser con fines de lucro. Además, una fundación no tiene acciones y no puede distribuir su patrimonio a sus fundadores. Una fundación se enfoca en objetivos sociales o ideales y es posible incorporarla dentro de un día, en caso de ser necesario. De conformidad con las leyes holandesas, existe únicamente un tipo de fundación. Sin embargo, el tipo legal tiene varias aplicaciones, que en cierta medida influyen en la configuración de la fundación y el contenido de los Artículos de Asociación. Una fundación holandesa tiene una consejo de administración pero no puede tener miembros (a diferencia de una asociación).

Incorporación de una Fundación Holandesa

A fin de establecer una fundación en Holanda, ésta deberá tener un acta constitutiva. Por ello, necesitará los servicios de un Notario Público Holandés. Las fundaciones pueden ser incorporadas por una o más personas físicas o entidades legales. De ese modo, una sociedad de responsabilidad limitada también puede incorporar una fundación holandesa. El acta constitutiva deberá contener los datos generales de los socios fundadores, el nombre de la fundación y su propósito. Posteriormente, deberá ser registrada ante la Cámara de Comercio Holandesa.

Posesión de activos por cuenta y riesgo de terceros

También se puede establecer una fundación con el fin de mantener ciertos activos por cuenta y riesgo de terceros, sin la emisión de certificados de depósito. Esos activos no solo incluyen acciones, sino también otros activos. Además, es posible vender o heredar el derecho contractual de la persona hacia la fundación. La fundación mantiene los activos por cuenta y riesgo de terceros. Este uso de la fundación es usualmente visto como temporal. Por lo tanto, sería posible «convertir» posteriormente esta configuración en una fundación de fideicomiso de votación.

Fundación de fideicomiso de votación (en holandés: STAK)

Muchos empresarios en los Países Bajos utilizan una fundación para afectar la concentración de los derechos de voto en las acciones. La fundación posee el título legal de esas acciones. Mientras que el beneficio económico asociado a esas acciones se mantiene por riesgo y cuenta de terceros. También puede usar certificados de depósitos para dividir la propiedad legal y económica de pinturas, obras de arte, patentes, libros, etc. Las acciones en poder de la fundación holandesa (STAK) pueden ser acciones en una entidad legal holandesa o en una entidad legal extranjera. Sin embargo, esto requiere que el derecho de sociedades de esa jurisdicción extranjera acepte tal división entre propiedad económica y legal. A cambio de las acciones adquiridas, una STAK emite certificados de depósito.

Certificados de depósito

Los certificados de depósito representan las acciones, excepto los derechos de voto. Si existe una distribución de utilidades por parte de la compañía cuya participación está en manos de la fundación, deberá remitir inmediatamente estas distribuciones a los tenedores de los certificados de depósito. A veces, esto puede ocurrir con una pequeña deducción por los costos incurridos por la fundación. A efectos fiscales, el STAK generalmente se considera transparente. Los certificados de depósito pueden ser vendidos y transferidos por sus titulares, generalmente sujetos a restricciones de transferencia. El STAK generalmente adquiere acciones después de la incorporación de una empresa a cambio de certificados de depósito. Sin embargo, también puede actuar como fundador y otorgar los certificados de depósito un poco más tarde a las personas por cuya cuenta y riesgo tuvo lugar la incorporación.

Fundación familiar

Una fundación familiar generalmente se crea para satisfacer las necesidades materiales de los miembros de cierta familia. Por lo tanto, los fondos y/o activos (como acciones o bienes raíces) se transfieren a la fundación familiar. Además, la fundación puede distribuir (el producto de) estos activos entre los miembros de la familia, previo consentimiento de las personas  que decidieron establecer la fundación. De conformidad con la ley holandesa, una fundación no puede tener el objetivo de hacer distribuciones a miembros de algún órgano de la fundación ni a otras personas o entidades legales. Una excepción a esto tendría lugar cuando se trata de distribuciones sin carácter comercial o social. Sin embargo, en la práctica, es posible eludir esta regla. Para ello, la persona que estableció la fundación deberá hacer una donación a la fundación, bajo la obligación de hacer distribuciones a ciertos beneficiarios, quienes deberán ser designados en una carta específica de deseos.

Fundación de caridad o fideicomiso.

Es posible también utilizar una fundación para fines caritativos. Tal y como se ha señalado previamente, el concepto jurídico de fundación en los Países Bajos, conceptualiza a la fundación en términos generales como una institución sin fines de lucro. Sin embargo, en la práctica, los objetivos y marco de acción de la fundación pueden diferir. De ese modo, un fideicomiso que tiene como enfoque el beneficio común, es considerado como una fundación caritativa. En caso de tener una fundación que sea un fideicomiso, es recomendable obtener un status ANBI (en holandés: Algemeen Nut Beogende Instelling), esto significa que el fideicomiso califica para beneficios fiscales. Si está comprometido con la caridad en un 90%, puede ser considerado como ANBI. Así, no esta sujeto al pago de impuestos por herencia y donaciones (dado que usted usa la herencia o donación con fines de caridad) y el reembolso del impuesto a la energía. Además, los donantes pueden deducir la donación del pago del impuesto sobre la renta de persona física o impuesto sobre la renta de sociedades. Este régimen fiscal, diseñado para actividades caritativas sin fines de lucro, convierte a los Países Bajos un país muy interesante para establecer una fundación caritativa.

¿Necesita un consejo?

¿Necesita más información para establecer una fundación holandesa? ¿Le gustaría comparar un fideicomiso con una fundación? ¿O le gustaría saber más sobre los beneficios fiscales para fundaciones caritativas? Envíe su pregunta a través del siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.